HUELLA, EL PERIÓDICO DE VILLA DE LEYVA - SEPTIEMBRE 2018








BOYACENSES…
¿SI NOS PENSÁRAMOS COMO PAÍS?

Por Guillermo Torres Mojica
Inicio este escrito, aclarando que no es un grito de independencia ni nada parecido. Colombia nuestra patria es lo más hermoso y maravilloso que hemos recibido de la Providencia y el sólo pensar en renunciar a un solo centímetro de este bendito suelo sería absurdo. El objetivo de lo que a continuación sigue es un ejercicio para visualizarnos como país a la hora de elaborar una hoja de ruta que nos permita desarrollar plenamente nuestro potencial como departamento, iluminar a nuestros políticos y dirigentes, despertar a nuestros ciudadanos y aportar elementos de juicio hacia la planificación de un futuro sostenible y sustentable para nosotros y nuestros descendientes.

Para empezar, Boyacá con sus 23.189 km2 se encontraría en el puesto 143 de los 194 países del mundo. Sus límites serían, por el norte, los Santanderes y la República Bolivariana de Venezuela; al oriente, Casanare y Arauca; al sur Cundinamarca y al occidente Caldas y Antioquia. Su geografía privilegiada nos permite ir transversalmente desde el valle del Rio Magdalena en Puerto Boyacá, la arteria fluvial más importante de Colombia que desemboca en el Océano Atlántico, ascendiendo por la cordillera oriental por todo tipo de climas y bosques de una biodiversidad asombrosa hasta llegar a la fértil altiplanicie, para bajar por el piedemonte llanero hasta los llanos orientales. Selvas vírgenes, nevados, desiertos, valles y montañas; todo tipo de ecosistemas, paisajes, flora y fauna prodigiosa; todo un mosaico de verdes, ocres y blancas nieves inéditos y difíciles de emular a nivel mundial. Y qué decir de sus 123 municipios, la gran mayoría hermosos pueblos conservados en sus ricas tradiciones arquitectónicas y socio culturales de una riqueza enorme y diversa, donde la música, el folclor, la gastronomía hacen las delicias de propios y extraños, transformándose en un patrimonio digno de mostrar al mundo por su autenticidad y belleza natural, paisajística y calidad humana de sus gentes. Tenemos dos parques naturales del Sistema Nacional, el de Pisba y el Cocuy. Y dos santuarios de Fauna y Flora, Iguaque y Guanenta, visitados anualmente por turistas nacionales y de todas partes del mundo.
Boyacá posee la mayor extensión de páramos con el 18.3%, siendo estos las más grandes fábricas de agua, hecho que nos convierte en una potencia hídrica que aporta a tres grandes cuencas, la del Magdalena, Arauca y Meta. Recurso no solamente para las actividades agrologicas y humanas, sino de gran potencial energético limpio. Somos una despensa alimenticia de grandes productores de caña de azúcar, papa, maíz, frijol, cebolla, yuca, café, cacao, y de una variedad inmensa de frutas tropicales aportando el 17% de los productos agrícolas que produce el país. Contribuimos con el 37.9 % de la industria pecuaria del país. Somos grandes exportadores de esmeraldas, carbón coque y acero.
Nos ubicamos en el octavo lugar en el ranking de aporte al PIB (producto Interno Bruto) con un 3.35% después de Bogotá 25.7%, Antioquia 13.9%, Valle 9.7%, Cundinamarca 5.3%, Santander 7.7%, Atlántico 4.2%, Meta 3.7% y Boyacá 3.3%. En cuanto el PIB per cápita, estamos en el quinto puesto, después de Casanare, Santander, Meta y Bogotá. Nuestra balanza de pago está a favor, exportando en el 2017 US$348 millones e importando US$106 millones. Según el escalafón de competitividad de la Cepal, ocupamos el quinto puesto en Gestión y Finanzas públicas.
La industria del turismo en el departamento, ha ido creciendo de manera exponencial, siendo esta actividad en el 2017 el segundo renglón de producción de divisas a nivel nacional y las proyecciones de los expertos la anticipan como la principal dentro de pocos años, si se consolida el proceso de paz heredado de la administración Santos. Y como sería si la actual administración terminara de completarla con la inclusión del ELN y los grupos ilegales irregulares.
Observando todo lo anterior no queda dudas. La vocación de nuestro territorio es definitivamente, agropecuaria y ecoturística. Lo que no exime el desarrollo de un sector industrial y de servicios comprometido con la sostenibilidad. Por lo tanto, es deber de nuestros gobernantes planificar un desarrollo sostenible y sustentable alrededor de la protección de los recursos naturales renovables y proteger a ultranza el recurso hídrico, base fundamental de la vida y la economía de las comunidades humanas que pueblan esa bella comarca boyacense. Y en consecuencia, defenderla de cualquier amenaza que intente destruirla. Despertemos boyacenses. Pensémonos como país.
Y dejo una inquietud. Teniendo como vecino a la República Bolivariana de Venezuela, el país con las reservas más grandes de petróleo y gas en el mundo, ¿debemos preocuparnos por nuestro futuro energético y estropear nuestros recursos naturales base fundamental de nuestra vocación agro ecoturística con actividades petroleras y mineras depredadoras?


  HISTÓRICA VICTORIA CONTRA EL FRACKING
Como una victoria sin precedentes en el territorio nacional se considera la obtenida por la alianza conformada entre los Colectivos Ambientales y la sociedad civil, los Alcaldes de los 14 municipios amenazados y el apoyo valiente e incondicional del Gobernador de Boyacá el Ingeniero Carlos Amaya.
Como se había informado en la pasada edición, 13 municipios de Boyacá y uno de Cundinamarca, estaban en riesgo de ser invadidos por la pretensión de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) de llevar a cabo la exploración sísmica preliminar para la ubicación y explotación de hidrocarburos no convencionales (Fracking).  Ante esta amenaza, los Colectivos, en un principio con el apoyo de los Alcaldes y finalmente con el del gobernador, se opusieron radicalmente, manifestándose colectivamente para impedir que se llevara a cabo este proyecto que iba a ser realizado por la firma Polaca Geofhysika Torum. Finalmente el proyecto que fue contratado por Fonade de dio por terminado con anticipación y definitivamente. Esta victoria significativa e histórica permite blindar por el momento las actividades minero energéticas en un territorio cuya vocación agro ecoturística se vería muy afectada y representaría la ruina de las comunidades que subsisten gracias a la conservación de sus recursos naturales y en especial del recurso hídrico.
Hay que resaltar en este caso, la oportuna intervención de los Colectivos Ambientales en especial el del Alto Ricaurte, el de Chiquinqirá y la Laguna de Fúquene, así como la decidida y valiente actitud de las comunidades campesinas de municipios de Caldas y Sáchica. Igualmente, la determinación de los Alcaldes de los municipios, en especial los de Villa de Leyva, Sáchica, Sutamarchán, Tinjacá, Caldas, Buenavista y San Miguel de Sema, quienes desde el primer día se declararon en contra de dicho proyecto. Y hay que destacar de manera especial el compromiso y accionar público del Gobernador Carlos Amaya, quien asumió personalmente la causa y enfrentó decididamente ante las autoridades nacionales  como a la opinión pública nacional, la defensa de sus comunidades.
Con este hecho Boyacá se convierte en el líder indiscutible de las causas ambientales en Colombia y demuestra cómo la unión de la sociedad civil y sus autoridades locales, regionales y departamentales consigue defender los territorios ante las amenazas de una planificación centralista que desde oficinas en Bogotá, determinan el futuro de los habitantes de los territorios sin tener en cuenta los impactos socio ambientales que dichos proyectos representan para las comunidades.

SE CREA RED DE COLECTIVOS DE LOS 14 MUNICIPIOS AMENAZADOS POR EL FRACKING
Con el propósito de mantener la vigilancia de los territorios ante cualquier amenaza de actividades minero energéticas que amenacen su vocación agro ecoturística y para defender el recurso hídrico vital para su supervivencia, en días pasados en el municipio de Tinjacá se llevó a cabo una reunión de Colectivos de los municipios implicados para la conformación de la Red de los 14.
Esta red de colectivos de la sociedad civil son un hito en las luchas ambientales de defensa de los territorios y se vuelve un ejemplo para las nuevas generaciones en el compromiso de proteger sus recursos naturales y socio culturales de las amenazas de intereses foráneos que afecten su sostenibilidad y especialmente su recurso hídrico, vital para la vida en su conjunto. Estos municipios son: Maripí, Caldas, Buenavista, Pauna, Chiquinquirá, Saboyá, San Miguel de Sema, Ráquira, Tinjacá, Sutamarchán, Sáchica, Villa de Leyva, Cucaita, Samacá, todos del departamento de Boyacá, más Simijaca de Cundinamarca.



OMAR PINILLA:
EL ARTE DE LA MADERA

Los últimos 25 años de este raquireño “nacionalizado” en Villa de Leyva han sido dedicados a hacer de la madera un arte. Por eso cuando vemos su página web www.omarpinillamuebles.com podemos observar que la vida no ha pasado en vano.
Comenzó con un pequeño taller donde empezó a mostrar todo ese conocimiento ancestral de un oficio fundamental en la vida humana, la carpintería. Inicialmente fue en la arquitectura el ramo en que fue más solicitado: ventanas, closets, puertas,
portones, estantes, escaleras, vigas, columnas, cocinas, bibliotecas y todos esos elementos donde la madera tiene un papel definitivo en los terminados de cualquier obra, en especial en Villa de Leyva donde el estilo colonial es norma en las construcciones. Allí siempre ha mostrado esa impecabilidad en el diseño, su buen gusto, el uso de los mejores materiales y su preocupación en el detalle. Pero lo fundamental su honestidad y cumplimiento, valor agregado en un gremio difícil y complicado.
Más adelante los mismos clientes le fueron llevando y sugiriendo la línea de muebles. Con creatividad, investigación y mucho esfuerzo inició su producción. Fue entonces cuando su experiencia, técnica y conocimiento de los materiales, junto con una investigación y desarrollo de sus capacidades innatas en el diseño, fueron generando salas, comedores, bibliotecas, escritorios, poltronas y toda una línea de muebles que hoy se exhiben en su almacén ubicado en el centro de Villa de Leyva.

Pero ahí no para su actividad y expansión motivada por las necesidades de sus clientes. Ante la demanda de ellos de combinar el hierro, abrió un espacio en el taller para la forja. Entonces otro milenario arte vio luz en uno de los rincones de su fábrica. Apoyado por maestros artesanos en el oficio, bajo su dirección, el fuego, el yunque y el martillo, cincelan toda clase de figuras caprichosas que terminan instaladas en balcones, escaleras, portones, rejas y elementos decorativos de sus clientes.
25 años, cuando se viven intensamente, alcanzan para mucho; y cuando se tiene el espíritu emprendedor pues más. Y como una cosa lleva a la otra, en el almacén le comenzaron a preguntar por colchones. Omar al principio distribuyó alguna firma. Pero después aliado a un experto colchonero fundó su colchonería Bachué; produciendo toda una variada línea de colchones que hoy son reconocidos por el sector hotelero de Villa de Leyva y sus alrededores por su calidad y duración.
Finalmente, los muebles y nuevamente los clientes, lo llevaron a montar una excelente tapicería donde hoy en día, no solamente le da terminado a sus muebles, sino que ofrece el servicio de reparación y restauración de todo tipo de muebles; en especial  los antiguos, esos muebles familiares eternos que todos heredamos y no sabemos qué hacer con ellos cuando por el tiempo se nos deterioran. Y en estos casos también Omar pinilla nos dará las soluciones con su agradable sonrisa y amabilidad. Y su slogan:¡25  años cumpliendo!
Contacto: Entrada a Villa de Leyva Cra. 9 # 5-168 Barrio La Palma. Cel: 3125221358. opiro41@yahoo.es  omarpinillamuebles.blogspot.com



 EL MUSEO DEL TIEMPO:
UN RINCÓN DE RECUERDOS

Las antigüedades  y la música han sido las grandes pasiones de Omar Salazar, el Gran Omar, como se le conoce en el mundo de los veteranos artistas del siglo pasado en Boyacá. Fue cantando piezas clásicas del tango en las verbenas populares tunjanas como se dio a conocer en Boyacá este tolimense que encontró su vida y realizó sus sueños en estas tierras libertarias.
Pero como la música no da para tanto y desde pequeño su afición de coleccionista de objetos curiosos, en la edad madura convirtió ese gusto por una profesión muy particular, la del anticuario. Así entre semana cuando sus presentaciones y serenatas se lo permitían, salía por todas partes a la caza de objetos antiguos. Ciudades pueblos y veredas lo vieron pasar en busca de “cosas” raras, topándose muchas veces con objetos de alto valor en el mundo de los anticuarios.
En 1993, cuando tenía un apartamento repleto de sus “cosas”, se vino a Villa de Leyva. Y desde ese entonces ha vivido feliz en este paraíso, donde mucha gente amante de las antigüedades llega en el mismo plan de él, conseguir un objeto raro, curioso y antiguo. Hace un mes se le vino a la cabeza la idea de iniciar su Museo del Tiempo en un local (altillo) en el costado sur de la plazoleta del Terminal de Transporte de Villa de Leyva. Allí monto algunas de sus colecciones de antigüedades para ser disfrutadas por el público. La entrada es gratis, la propina voluntaria y las antigüedades a la venta. Y de paso si se le ofrece una serenata para un evento especial, allí encontrará también al Gran Omar, para contratarlo. El Museo del Tiempo, un bonito nombre para una bonita idea.


 
  


 
  
 
 

 

AGOSTO 2018 - HUELLA, EL PERIÓDICO DE VILLA DE LEYVA







REMEMBRANZAS
Por Guillermo Torres Mojica
Los que hemos tenido la oportunidad de contemplar la transformación de Villa de Leyva en los últimos cuarenta años, no podemos dejar de reflexionar en lo que esto ha representado para nuestras vidas. Parece que fue ayer cuando esa paradisíaca aldea blanca de calles empedradas techos de barro y ventanas verdes, solitaria y ensimismada, se semejaba a una de esas virginales doncellas campesinas del renacimiento. Bella, cándida, sencilla y hermosa como las granadas de sus patios solariegos. El olor de la leña de sus cocinas, donde las viandas eran preparadas con amor por matronas con delantales de flores y alpargatas tejidas. Los campesinos bajando por las lomas el día de mercado con sus cargas balanceadas en medio de risas, coplas y chismes veredales. Sus fiestas patronales repletas de sombreros, ruanas, velas y aguardiente; promeseros de la Virgencita del Carmen.
 Entre semana ese silencio parlante, tejiendo rumores monacales interrumpidos por el canto de la mirla blanca. La danza suave y sensual de los sauces a las orillas de las quebradas de agua cristalina. Allá arriba en la loma se divisaban las manadas de venados, dorados sus cuerpos bajo el sol, perdiéndose en los robledales ante cualquier movimiento en la distancia. Los ecos vibrantes de las campanadas de los diferentes conventos y sus iglesias, rebotando entre las calles solitarias, llamando al recogimiento y la contemplación. Los olores viajeros por el aire, de los amasijos heredados de los españoles. Las risas de las bandadas de estudiantes que a medio día atravesaban la plaza, jugando, molestando, recordando nuestras nostalgias e infancias. Los viejos serios y ceremoniosos con sus sombreros de fieltro, sus bastones y caminar lento entre los pedregales de la Villa. Su única tienda de la plaza, donde las génovas, las mogollas resobadas, los quesillos y bocadillos eran la merienda de pobres y ricos. Eso sí que no faltara, el aguardiente de hierbas, la cerveza y la chicha sacada detrás del zarzo. Otros tiempos, otras vidas, otro siglo, el XX, pasajero, llegando a sus finales, anunciando cambios y transformaciones.
Y entonces el inicio del cambio. Poco a poco fuimos llegando, unos de un lado otros de otro, la nueva gente, enamorados  románticos, de esta isla de paz, de esta maravilla, descubierta en medio del desmadre de las nuevas urbes. Poetas, escritores, artistas artesanos de la vida, convencidos de haber encontrado el nuevo cielo, la nueva tierra, el nuevo paraíso. Y sí. Así fue. Descubrimos no solo una nueva tierra una nueva frontera sino una nueva gente. Gente bella, sencilla, amable, confiada, pero orgullosa, consciente de sus ancestros señoriales e indígenas. Los blasones de su sangre, esculpidos en las paredes y los claustros. Así se inició esa simbiosis, esa amalgama de saberes, de tradiciones. Ese tejido de seres encontrados en intereses compartidos; en el amor a una tierra bendita que se gestó para ser apreciada, conservada, protegida y amada. Y aquí nos quedamos, detenidos en la inmortalidad de la poética invisible, inmersos en sus cielos azules, abrazados por sus soles suaves, cálidos y acariciantes. Nos volvimos uno con sus gentes, abrazamos sus triunfos y preocupaciones, construimos sueños colectivos, reconstruimos saberes, patrimonios, identidades. Ayudamos a dar a luz a esa nueva Villa de Leyva del milenio nuevo. Te amamos Villa de Leyva.


IV FESTIVAL  VILLA DEL CINE
Los cuatro años del Festival Villa del Cine representan la continuidad de un trabajo realizado con mucho amor y dedicación. Los esfuerzos de los organizadores por avanzar cada vez más en la búsqueda de sus objetivos; la participación y sentido de pertenencia de un grupo representativo del cine nacional, su interés principal de incluir e influir en las nuevas generaciones en el contacto con el séptimo arte; la competencia en se que premia a los mejores cortometrajes en las categorías escolar, profesional y aficionado; y el cumplimiento con el público en los programas y eventos académicos, ha posicionado este novel festival entre  los más apetecidos, tanto en el espacio local como en la comunidad de cineastas nacionales.

Es de relevar el trabajo de todo el año que cumple el festival en las escuelas rurales y urbanas con sus talleres y producción de cortometrajes. Trabajo muy interesante que ha producido grandes resultados con trabajos de muy buena calidad creados y producidos por los niños.
Entre los cortometrajes nacionales que ya están confirmados se destacan:
Mariposas Verdes del Director Gustavo Nieto Roa; Rodrigo D no futuro, productor Carlos Gguerrero; Sal, del productor Oscar Ruiz Navia; El Culebrero, del Director Nicolás Casanova; Matar a Jesús, de Laura Mora; Modelo Estéreo, del Director Mario Grande; La tierra de Agua, de la Productora Natalia Suárez; entre otros.
Información e inscripciones: 
1. Formación con talleristas de la industria cinematográfica. Acreditación $30.000. Inscripción en pagina web 
2. Competencia inscripción en página web hasta el 15 de agosto con precio estandar y tardía hasta el 30 de agosto Escolares. Apasionados y nacionales.
3. Exhibición de cortometrajes y largometrajes.  Gratuita para el público en general. Teatro Municipal, Plaza Mayor y espacios alternos.
 Entre el 27 y 30 de septiembre el Festival tendrá reunión de apertura y fiesta de cierre, traera la experiencia de cámara oscura gigante.  La acreditación da derecho a todo, formación y reuniones. Para información de  acreditación e inscripción de cortometrajes en www.villadelcine.com







































HUELLA, EL PERIÓDICO DE VILLA DE LEYVA - JULIO 2018








LA LUCHA POR LA DEFENSA DEL TERRITORIO
 
Por Guillermo Torres Mojica

El titular pareciera que fuera uno de esos que acostumbran los diarios amarillistas de cualquier parte. Pero, quienes son lectores asiduos de HUELLA podrán atestiguar que siempre nos hemos distinguido por representar un tipo de periodismo argumentativo, objetivo, equilibrado, veraz y sobre todo ponderado. Así es, que si se titula este editorial de esta manera, es porque la realidad lo amerita.
Es seguro e inevitable, gracias a las redes sociales, que muchos ya están enterados respecto a la presencia en la región de actividades de exploración sísmica. Los diarios regionales y nacionales así como la radio y la televisión han presentado el problema, unos de manera objetiva y cierta, otros malintencionadamente favoreciendo estas actividades. De todas maneras el debate está abierto y candente.
Con el fin de esclarecer los hechos, contextualizarlos en nuestro territorio y ponerles el sello de la realidad local, voy a exponer cronológicamente el desarrollo de lo que está ocurriendo. Todo comenzó hace algo más de un mes cuando desde Ráquira se supo de una invitación a la comunidad para socializar un proyecto por parte de la compañía polaca Geofizika Torum. Los que asistieron ni siquiera entendieron lo expuesto pero lo que su malicia indígena les dijo era que el peligro asechaba. Comunicaron su preocupación al respecto al Colectivo del Alto Ricaurte y a las veedurías ambientales quienes se pusieron al tanto. Una semana más adelante la compañía cito a un grupo de alcaldes de la región a una reunión en Tinjacá.  El Colectivo y las veedurías junto con líderes ambientales locales ya habían investigado y encontrado serias inconsistencias en las actividades de la compañía en cuestión y se habían enterado de que se trataba en realidad de un proyecto de exploración sísmica y magnetotelúrica que evidentemente se dirige a recolectar información precisa para la localización de reservas de hidrocarburos convencionales y no convencionales (fracking) en 14 municipios, 13 de Boyacá y uno de Cundinamarca. Lo ambiguo del caso es que la compañía en sus “socializaciones”, jamás hablaba de esto y simplemente se presentaba como una expedición científica en busca de información del subsuelo para obtener información sobre la naturaleza de los suelos, fallas geológicas y aspectos relacionados con movimientos de masas y prevención de desastres.
Al percatarse del engaño, el Colectivo y Veedores dieron cuenta a los alcaldes que asistían a la reunión advirtiendo el peligro de firmar cualquier socialización. Los alcaldes asistentes de Villa de Leyva, Sáchica, Sutamarchán, Tinjacá y Ráquira, enterados y alertados por la información y la amenaza inminente de actividades minero energéticas en el territorio, entendiendo la situación, no asisten a la reunión y en mitin en la Plaza principal de Tinjacá expresan ante más de 300 manifestantes su oposición al proyecto de sísmica, elaborando una carta dirigida al Presidente de la República pidiéndole la suspensión inmediata.
La semana siguiente, desde el municipio de Caldas en las afueras de Chiquinquirá llegaron alertas que indicaban la presencia de equipos de sísmica en una de sus veredas y la instalación de cableado a lo largo de las vías secundarias. Los Colectivos a través de las redes sociales convocaron a la comunidad puesto que la empresa ya había citado a la población en una escuela de una de las veredas del Municipio. Allí se aglomeró una nutrida manifestación proveniente de varios municipios involucrados en el tal proyecto. El mitin permitió observar claramente que las comunidades rechazaban abiertamente el proyecto de sísmica y procedieron a levantar el cableado instalado en sus vías todo de manera pacífica pero contundente, bloqueando de paso el tráfico de los equipos.
Los Colectivos de la mano con las autoridades municipales locales iniciaron  una serie de estrategias para conocer la naturaleza y los fines del proyecto de exploración sísmica, encontrando que efectivamente, el proyecto se enmarcaba en los trabajos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) en busca de reservas de petróleo y que ya se encontraban delimitados claramente bloques con posibilidades de petróleo convencionales y no convencionales (fracking), encomendando a Fonade para contratar a la compañía polaca.
Preocupado por la situación el Gobernador Carlos Amaya citó a una audiencia pública en Chiquinquirá, evento que congregó a una gran cantidad de campesinos, líderes sociales y comunidades alrededor de un debate entre la ANH y Fonade versus los alcaldes de los municipios y los Colectivos ambientales. El debate fue pacífico y de gran altura pero dejó algo claro, nadie en el territorio quiere ningún tipo de actividades minero energéticas en una región con vocación agroecoturística, cultural y patrimonial.
En medio de esas tensiones el día del partido Colombia-Polonia, coincidentemente, los polacos instalados en una casa alquilada en Sáchica y las comunidades que se dieron cuenta de su presencia tuvieron una serie de roces y provocaciones que terminaron con la salida forzosa de los polacos y con la acción desconsiderada del ESMAD con la población que se manifestaba pacíficamente por la presencia de quienes consideraban no gratos. La trifulca se calmó luego que el Gobernador de Boyacá Carlos Amaya en persona llegó al filo de la media noche a calmar los ánimos y volviéndose de paso una noticia nacional. El Gobernador ante los medios de comunicación volvió a reiterar su completo apoyo a sus comunidades y manifestó nuevamente la exigencia al gobierno nacional de suspender definitivamente las actividades de la sísmica en todo su territorio.
De acuerdo con las circunstancias, los alcaldes y el gobernador fueron citados a una reunión en Bogotá con la ANH y Fonade. Allí los mandatarios regionales y el gobernador volvieron a expresar los inconvenientes y el rechazo total al proyecto de sísmica.
Y ahí van las cosas. No hay nada definitivo en el momento.  Los mandatarios y las comunidades organizadas continúan en su absoluta oposición a que semejante amenaza llegue a nuestros pacíficos territorios puesto que, sin lugar a dudas, sería el comienzo del fin de un territorio que se encuentra ante la posibilidad de ser declarado Patrimonio de la Humanidad y lo que es más importante, que depende absolutamente para su supervivencia de su vocación: agropecuaria, turística, ecológica, cultural y patrimonial.



VI FIESTA DE LA POESÍA HOMENAJE AL NADAÍSMO 60 AÑOS
Nuevamente la poesía está de fiesta. En esta oportunidad  se conmemorará en homenaje a los 60 años de fundación del Nadaísmo.
Este movimiento literario fundado por el profeta y poeta Gonzalo Arango y un grupo de rebeldes jóvenes escritores en los años sesenta, revolucionó el ambiente literario de la época. Con el tiempo se convirtieron en un ícono literario y hoy en día forman parte de la historia literaria del país y del mundo.

La programación central estará dedicada a este movimiento literario y contará con lecturas y remembranzas de esta aventura de las letras, contando con la presencia de Jota Mario Arbeláez, Jan Arb y Julián Chica Cardona. También contará con la presencia de la famosa compañera de Gonzalo Arango, la artista y compositora Angelita.
La Fiesta se inicia con cuatro días de talleres para los niños de las escuelas y colegios de Villa de Leyva y en la tarde del jueves 26 se realizará un acto formal de inauguración en el Teatro Municipal, el cual, además de los saludos protocolarios, contará con una exposición de la Maestra Marga López sobre la poeta Laura Victoria, y un recital de canto de la joven soprano María Manuela Angulo, acompañada al piano por la maestra Marjorie Tanaka.
Adicionalmente se hará el lanzamiento de nuevas obras literarias, especialmente de poesía y se tendrá un recital de canto en honor del maestro Jaime León y del poeta Eduardo Carranza, que estará a cargo de la soprano Manuela Angulo acompañada por la maestra Marjorie Tanaka al piano.



1ER FESTIVAL INTERNACIONAL DE HISTORIA EN VILLA DE LEYVA
Villa de Leyva es tierra de festivales. Tenemos de poesía, dos de cine, cometas, luces, jazz, caballos, música ficta, bandas, gastronómico y del árbol. Y ahora para completar esa serie de actividades que la hacen maravillosa, se aproxima el Primer Festival Internacional de Historia, que se realizará del 14 al 16 de septiembre.
Este festival promete hacer las delicias de una “inmensa minoría” de personas cada día más interesadas en adentrarse en los terrenos de la Historia.

Y como todo tiene una historia, el festival también la tiene. Como todas las buenas ideas surgen en momentos mágicos. Estos momentos se dieron en “El Ágora” la casa de descanso del empresario Carlos Alberto Moreno Neira (“un noviembre de 2016”) , quien enamorado de la Historia, junto con un grupo de amigos, al calor de una chimenea, buenos vinos y una deliciosa tertulia “histórica”, les llegó la idea de realizar un Festival de Historia. Se tomaron fotos del momento para recordar el compromiso y se prometieron una reunión en Bogotá, su base de operaciones empresariales. Como buenos ejecutivos se pusieron a la tarea y así fueron concretando lo que era una simple idea en una realidad. Para el efecto hicieron una Corporación con todas las de la ley y procedieron a tejer con sus muy buenas relaciones la complicada trama que representa una tarea de esas dimensiones.
Carlos Alberto haciendo memoria recuerda a los presentes: Mariela y Genoveva Vargas, Miriam Sánchez, Elvira Cuervo de Jaramillo, Beatriz Cortázar, Alicia Gordillo, Enrique Escobar, Eduardo Muñoz, Jorge Camacho Aristizábal, Pablo Victoria, José Antonio Salazar, Enrique Escobar, Isabel Hoyos y Rodrigo Llanos entre otros amigos.
El objetivo principal fue conseguir en un evento de alta categoría intelectual, ofrecerle a un selecto público el tema de la Historia, de una manera amable, atractiva y sobre todo amena. “Una buena disculpa para venir a Villa de Leyva, disfrutar de sus encantos y sus mágicos días de ensueño”.
Y bueno, dicho y hecho. El Festival después de una ardua tarea en varios escenarios: logística, académico, económico, financiero, publicidad, etc., es una realidad. En esta primera salida el tema se denominó R-evoluciones como alegoría a la Historia en los factores de los grandes cambios culturales. Y para ello no han escatimado nada para darle la altura y variedad temática a lo que promete ser uno de los eventos más importantes en la histórica y cultural Villa de Leyva.
Venticuatro conferencistas seleccionados por una curaduría especializada tratarán temas inéditos que abarcan territorios y sucesos realmente novedosos a la luz de los temas clásicos. La verdad es que los organizadores se han esforzado en cumplir su objetivo en cuanto darle un sesgo sorprendente e inédito al Festival. La programación y toda la información pertinente se puede encontrar en el siguiente link.   www.festivalinternacionaldehistoria.com